El arte y los hombres

feb 2011

El arte y los hombres abstraídos

“…me doy cuenta de que lograré triunfar.  No porque yo crea que llegaré a ser algo extraordinario, sino algo bien común, y por ahí deduzco que mi obra será sana y “razonable”, y que tendrá una razón de ser y podrá servir de algo.”  (1881)

Vincent van Gogh

Vincent Van Gogh: Noche estrellada. Museum of Modern Art, New York.

Según una simple definición, el Arte sería un acto del hombre, a través del cual, valiéndose de la materia, el sonido o la imagen, imita o expresa lo material o lo inmaterial, dando origen a una creación.  De esta definición se desprende la necesidad inherente al hombre de permitir que sus sentimientos fluyan en un gesto creativo, en un gesto de liberación.  Es que el Arte representa para él una liberación personal, una válvula de escape de tensiones, ansiedades y pasiones, de rabia, desencanto y angustias.  Un refugio para su soledad, un encuentro con su propio yo.  Y también, por supuesto, se ampara de su libertad para ir en busca de una belleza que no conoce definición.

El hombre, ya sea consciente o inconscientemente, ha sentido esta fuerza creadora y, amparado por la libertad absoluta que sólo su alma conoce, se transforma en un ser creador, acercándose, unos más y otros menos, a lo divino.  En el caso de la pintura, las manos se transforman en las alas que le permiten volar más allá del horizonte, aunque despegar nunca ha sido fácil.  Son mucho los lazos que nos amarran, muchos los vientos que nublan nuestra mirada, haciéndonos perder el vuelo.  Es difícil  abstraerse del mundo en que se vive, y es tal vez por esto que siempre se dice que el Arte es el reflejo se su tiempo.

Sin embargo, a veces el milagro ocurre para un elegido como Vincent van Gogh:  se logra abstraer, aislar al máximo de su entorno, para abandonarse de lleno a la creación artística.  Es en este acto de abandono, que muchas veces significa un sacrificio extremo, donde aflora la pureza.  Son artistas a menudo incomprendidos, cuestionados, anulados en su momento, pero que sienten dentro de sí una fuerza creadora tan intensa que no permiten que nada los detenga.

Y la recompensa viene, a veces tarde, pero es la más valiosa de todas:  la trascendencia.  El Artista no murió, seguirá vivo para siempre a través de su Obra.

Del mundo especial de los hombres abstraídos surge un pelirrojo extravagante, que vivó en la plena libertad de su alma, dando rienda suelta a su creación.  De sus manos surgió la pureza de un Arte que consuela, un Arte impregnado de amor.  Su pasión lo llevó más allá de esta mundo, alcanzando la eternidad.

Vincent, tu sacrificio valió la pena…

Paola Galbiati Valverde

Diseñadora Gráfica

Paola@talleronce.cl

Vincent Van Gogh: Autorretrato, 1887. Van Gogh Museum, Amsterdam.



VN:F [1.9.8_1114]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.8_1114]
Rating: +2 (from 2 votes)
El arte y los hombres , 10.0 out of 10 based on 2 ratings



Sin comentarios , Deja un comentario

Comenta “ El arte y los hombres ”


Archivos

Por Fecha

Por Tema