Modelo Septadimensional

may 2011

Modelo Septadimensional del Desarrollo Personal

Hay consenso en que el Crecimiento o Desarrollo Personal es una necesidad de todos y, más aun, que muchos problemas conductuales y psicológicos de la actualidad podrían ser enfrentados y resueltos con herramientas de esta disciplina –problemas especialmente en Educación, tales como el bullying (acoso psicológico) y la falta de clima de convivencia en la comunidad escolar, la formación personal y vocacional de los estudiantes y las dificultades conductuales en general.

Sin embargo, son escasas las iniciativas para abordar estos asuntos en forma estratégica, utilizando los recursos técnicos que aportan los cuerpos de conocimiento afines al Desarrollo Personal, tales como: Psicoterapia (grupal e individual), Terapia Corporal, Desarrollo de Equipos Humanos, Psicología Transpersonal (v.g., técnicas meditativas y otras) y Relaciones Humanas.

En 1990, un equipo de profesionales, comandados por Patricio Varas Santander, Profesor-Investigador del Centro de Perfeccionamiento del Ministerio de Educación, CPEIP, formalizaron un modelo estratégico de trabajo en Talleres Grupales de Desarrollo Personal, que fue denominado “Septadimensional” por su estructura, diseñada en base a siete ámbitos o dimensiones de crecimiento.

Estos Talleres, también llamados Grupos de Encuentro, llevan, implícita o explícitamente, dos objetivos simultáneos:  el desarrollo individual de sus integrantes (Desarrollo Organísmico) y la Evolución Grupal del conjunto.

El Modelo Septadimensional describe estos dos procesos y las relaciones entre ambos. Es también la base para que el Facilitador o Monitor formado en esta orientación aprenda a escoger y secuenciar los ejercicios o actividades que ofrecerá a los Participantes de las sesiones de Talleres que él conduzca.

Evolución  Grupal.

El Modelo Septadimensional utiliza como eje el enfoque de William Schutz –conocido a partir de sus trabajos en el Esalen Institute- para entender la evolución del grupo, con algunos aportes de Carl R. Rogers. Son propuestas tres etapas de desarrollo grupal: Inclusión (introducción), Confrontación (darse a conocer) y Afectividad-Realización (expresar afecto y realizar) .

Cada etapa implica desafíos diferentes y, por ende, actividades o ejercicios especiales. Muchos de ellos son afines a lo conocido como Dinámicas Grupales, aunque implican un mayor involucramiento emocional.

En la medida que el grupo –ya sea un grupo-curso, un colegio, un equipo docente-  evoluciona por estas etapas, va madurando y logrando diversas metas, tales como la capacidad de trabajo en equipo, el clima de convivencia y, en general, la capacidad de comunicación verbal y no verbal.

Por el contrario, si estas etapas no van siendo alcanzadas apropiadamente, son gestados conflictos recurrentes, sentimientos encubiertos, desorganización y diversas manifestaciones de mala comunicación interpersonal en general.

Desarrollo Organísmico.

Más allá del progreso individual que ocurre como correlato de la Evolución Grupal, el Modelo propone cuatro dimensiones de Desarrollo Organísmico: Corporal-Sensorial (contacto y conocimiento del propio cuerpo y a la ampliación del campo de los sentidos –ver, p.e., Charlotte Selver / Sensorial Awareness, & Moshe Feldenkrais / Conciencia a través del Movimiento), Emocionalidad-Instintualidad (desde reaprender a desperezarse y enderezarse hasta atreverse a vivenciar emociones –ver, p.e., Wilhelm Reich & Alexander Lowen), Psicoterapéutica (comunicación interpersonal efectiva; imaginería –ver, p.e., Fritz Perls, Eugene Gendlin y Victor Frankl) y Transpersonal (vivencias espirituales; meditación –ver, p.e., Roberto Assagioli / Psicosíntesis;  Al Chung Liang Huang / T’ai Chi;  Osho / Meditación Dinámica;  Carl Gustav Jung & Richard Wilhelm / SincronicidadI Ching.)

Síntesis :  los 7 aspectos del Crecimiento Interpersonal.

El Desarrollo Organísmico va ocurriendo en estas cuatro dimensiones, mientras que el grupo        –simultáneamente-  va evolucionando según las tres señaladas anteriormente. En un proceso de Crecimiento ideal, el camino seguiría una secuencia desde los procesos de Inclusión, pasando por el desarrollo Corporal-Sensorial, hacia la Confrontación, mientras comienza a explorarse lo Emotivo-Instintual.  Luego, a lo Psicoterapéutico.  La Afectividad/Realización sirve como contexto a lo Transpersonal, en las últimas etapas de Taller.

IMAGEN:MISHKACZ

VN:F [1.9.8_1114]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.8_1114]
Rating: +3 (from 3 votes)
Modelo Septadimensional, 10.0 out of 10 based on 1 rating



Sin comentarios , Deja un comentario

Comenta “ Modelo Septadimensional ”


Archivos

Por Fecha

Por Tema