Fobia y Rechazo Escolar

jul 2011

Fobia y Rechazo Escolar

“¡Mamá, no quiero ir al Colegio!”

Esto es algo que muchas mamás escuchan de sus hijos, con mayor frecuencia de la que quisiéramos; y probablemente es algo que cada uno de nosotros dijo en algún momento. A quién no le dio lata alguna vez tener que ir al Colegio?

Afortunadamente, la mayoría de las veces tiene que ver con una reacción normal que responde a estresores específicos tanto en el ambiente familiar como en el ambiente escolar, y suele cesar en cuanto éstos desaparecen. En estos casos, los niños toman la decisión consciente de que no quieren asistir, y saben también por qué no quieren asistir. Esto se denomina Rechazo Escolar.

Por otra parte, existe la posibilidad de que el niño/a no tenga el propósito consciente de faltar a clases, pero sin embargo, desarrolle una sintomatología ansiosa los días en que debe ir al Colegio, de tal magnitud, que se manifiesta en conductas rebeldes, agresivas, y más aún, que deriva en síntomas fisiológicos tales como: mareos, sudoración, vómitos, diarrea, dolor abdominal agudo principalmente. Lo más increíble es que esta sintomatología cede como por arte de magia los días en que el niño/a debe quedarse en su casa! A cualquiera podría sonarle antojadizo, pero lo cierto es que el niño no tiene un control consciente sobre la manifestación de esta sintomatología, y los síntomas físicos no son más que una expresión análoga a la ansiedad que le produce ir al Colegio.

Recordemos que los niños no cuentan con el mismo nivel de madurez emocional y cognitiva para expresar lo que sienten. Muchas veces ellos no saben qué les pasa y no pueden comunicarlo más que a través de conductas disruptivas y/o manifestaciones somáticas cuya razón de ser es desconocida también para ellos.

La anterior descripción corresponde a lo que comúnmente se llama Fobia Escolar, y es una forma de Trastorno de Ansiedad que se manifiesta en la infancia.

Ambos cuadros anteriormente descritos pueden darse como respuesta a eventos que ocurren tanto dentro como fuera del establecimiento educacional. Ejemplos de esto son: muerte o enfermedad de un familiar cercano; conflictos intrafamiliares, separaciones, etc.

Tanto el Rechazo como la Fobia Escolar, responden a eventos estresantes. Sin embargo, se cree que la segunda, por presentar un mayor nivel de gravedad, podría responder a situaciones que afectan aún más la capacidad de adaptación del niño/a. Esto podría significar que el niño/a ha vivido o está viviendo un evento altamente estresante, o también que ese niño/a tenga una menor capacidad de adaptarse en el entorno, teniendo un desarrollo emocional, social y/o cognitivo más frágil.

Como adultos, es sumamente importante prestar atención a cómo se expresa cada uno de nuestros niños. Lo que afecta irremediablemente a uno, puede afectar menos, e incluso no afectar a otro, y he ahí la importancia de conocer a cada uno como un ser único. Más importante que el hecho o situación que cada niño viva, es la forma única e incuestionable en que ese hecho o situación es vivido o percibido por cada uno de ellos.
Lo más importante para el desarrollo de los niños es que ellos sientan que son comprendidos y validados en su forma de expresarse. Al sentirse validados, desarrollarán la seguridad suficiente para explorar el mundo y enfrentar los desafíos de su vida.

Foto Real Odissey

VN:F [1.9.8_1114]
Rating: 1.5/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.8_1114]
Rating: +1 (from 3 votes)
Fobia y Rechazo Escolar, 1.5 out of 10 based on 2 ratings



Sin comentarios , Deja un comentario

Comenta “ Fobia y Rechazo Escolar ”


Archivos

Por Fecha

Por Tema