Beautiful Losers

A principio de los años 90 se conformó un grupo de artistas y creativos sin mayores estudios de diseño, sólo las ganas de realizar obras y pasarla bien en el proceso bajo el lema “Do it yourself” (DIY), o “Hazlo tu mismo”. En el 2008 se estrenó un documental dando cuenta de la historia y el proceso que los miembros de este grupo experimentaron.

El largometraje dirigido por los cineastas Aaron Rose y Joshua Leonard, se llama “Beautiful Losers”, y presenta a cada artista narrando las dificultades que debieron atravesar durante el tiempo en que no eran conocidos, y las influencias y mensajes que sus obras poseen. En él se puede observar que el estilo artístico característico de este grupo es reflejo de su propio estilo de vida, el cual se rige por la subcultura juvenil del skate, graffiti y música independiente.

Pero más allá del documental, los “Beautiful Losers” han logrado promover una nueva forma de comunicarse, un arte alejado de los parámetros snobistas de ciudades cosmopolitas como Nueva York. Ellos se basan en expresiones urbanas, clásicas de la cultura pop.

Todos poseen esa estética en común, la cual se basa en exponer aquellas formas de artes excluidas por las grandes academias. El grupo se encuentra compuesto por una gran gama de creativos, desde grafiteros y pintores, a artistas multimedia y directores de videoclips.

Muchas veces han sido comparados con Andy Warhol, y es que tienen aquel punto en común de haber logrado elevar las diversas manifestaciones callejeras a la categoría de arte a nivel mundial. Algunos de los miembros que componen este grupo son Barry Mcgee, Margaret Kilgallen y Geoff McFetridge.

Barry McGee

Nacido en 1966, McGee tuvo mucha influencia del arte urbano y el graffiti en su juventud. En cada una de sus obras es posible observar la combinación del stencil, y la rapidez característica de un grafitero.

Sus obras tocan temáticas diversas, tales como la sofocación que produce la urbanidad, las adicciones, frustraciones y el bombardeo continúo de publicidad en las ciudades. Fue él quien popularizó diversas técnicas tales como el uso de gotas de pinturas en el diseño gráfico con influencias urbanas, y también el hecho de apiñar pinturas en las exposiciones de las galerías.

Margaret Kilgallen

Kilgallen nació en 1967, y durante su juventud tuvo varias influencias de la tradición folk, y de artistas mexicanos. Esto se ve reflejado en los colores cálidos de sus pinturas y la forma en que sus trazos son presentados.

También se dedicó al graffiti, dejando varias pinturas en los tr enes de EEUU. Su mayor motivación en la producción del arte era acercarlo a la comunidad, que éste fuera parte de ella. Es por ello que realizaba variados trabajos comunitarios, tales como pintar murales en diferentes barrios o arreglar los libros de la biblioteca pública de San Francisco.

Todo esto bajo la convicción de “que talvez alguien aprenda de lo que estoy haciendo”, afirmó Kilgallen en el documental “Beautiful Losers”. En sus pinturas también se pueden observar figuras femeninas fuertes y de gran carácter, de diferentes profesiones y en diversas situaciones.

Esto tenía un único motivo para la autora, hacer visible a la mujer en el ámbito público y en el arte, no solamente como una musa, sino como un ser que crea, aporta y produce. Lamentablemente Margaret Kilgallen dejo de existir el 26 de junio de 2001, pero aún es posible observar sus obras, y una gran base de admiradores que aún las preservan y mantienen vivas.

Geoff McFetridge

McFetridge creció en los años 70, influenciado por las características del graffiti y la cultura urbana. Sus trabajos se caracterizan por la primacía de las figuras abstractas, de cuerpos mutilados, objetos y animales que se juntan para crear una obra - por más extraño que suene – lógica.

A la vez, ha sido reconocido por unir tanto el diseño comercial con el arte, dándole a cada una de las campañas que realiza un toque abstracto y de simpleza. Como animador cooperó en el desarrollo de la película, “Where the wild things are”, y desarrolló diferentes proyectos individuales.

Autor: María José Véliz